lunes, 21 de abril de 2008

Amelié en el metro.

Los trayectos en ésta ciudad pueden ser desde monótonos y olvidables hasta únicos y memorables. En uno de éstos y por ésta magna urbe (en el metro para ser más específicos), me encontré a un personaje bastante atractivo, más que por sus atributos físicos, por su talento y buen gusto. Resulta que cuando me siento cómodamente para disfrutar mi viaje de 30 min., comiénzo a escuchar el soundtrack de Amelié. Me cagué. Me encanta la musica ésa. Y ps acostumbrado como estoy a escuchar la música banda-norteña en el sistema de transporte colectivo, metro; pues fue como una cubetada de fría y refrescante agua. El único pedo para mi pobrecito blog es que en cuanto tomé el teléfono para capturar el vídeo, el chairo-norteño dejó de tocar... De cualquier manera subo lo que pude captar. Se puede alcanzar escuchar al inicio algo de la música. Ójala se lo puedan topar, estaba en la línea 3 dirección Universidad, ¡que buen viaje!, una razón más para dejar de usar tu auto. A veces amo profundamente a ésta magalópolis y al metro también, ¡como ño!

3 comentarios:

Bob dijo...

Oh, la línea tres del metro. ¿Cuando fue que se volvió la tortuga del STC metro? Yo viví (y en cierta manera todavía vivo) toda mi vida en la línea tres y no era la monserga que es ahora. Oh, bueno.

A mí el que si me revienta las, ejem, bueno ya: bolas, es el que se sube diciendo que mañana a las nueve de la mañana operan a su hijo-enfermo-terminal y que el gobierno le pone la mitad del varo de la operación pero que él debe poner los seis mil restantes mañana a primera hora en el banco. Después de verlo tres veces, con algo así como ocho meses de distancia entre la primera y la tercera, nos queda claro que su hijo es una estatua que soporta los embates de la aguja pero cabrón. Lo malo es que el sujeto no grita: vocifera, y calla a quien esté hablando a punta de amenazas y un aliento (esto sólo me lo imagino) mortal.

Pero sí, qué lugar el metro. Y a me puse a pensar, voy a buscar mi soundtrack de Amélie, creo que hace años no lo veo en mi apartado de diacos piratas.

Fernando dijo...

Es verdad. La línea 3 se ha vuelto muy lenta. Sin embargo, es la que une a la ciudad de norte a sur, así que siempre pasa algo. Ese oei que mencionas ya lo he visto junto a la ñora que pide para la leche de su hijo. El soundtrack lo puedes bajar del link que puse en el post (por si no encuentras tu cd pirata)

Utopía dijo...

oh, ojalá me lo tope...